11 may. 2011

Hotel Restaurante en el Camino de Santiago Primitivo


Cuantas veces pasaría yo por la sinuosa carretera del Puerto del Palo, siempre que he tenido la oportunidad de combinar la visita a Cangas del Narcea o Allande con la zona de Los Oscos o el Alto Navia, crucé el Palo pasando por el pantano de Grandas y quedándome boquiabierto con la estampa que ofrece la cuenca del Río Navia.

Solía fijarme en un Hotel que siempre estaba cerrado, no se los años que llevará sin funcionar, pero el hecho es que su situación es verdaderamente espectacular...


Por fín, hace cosa de un año recibí una llamada, era Bolaño, dueño del Restaurante El Cantábrico de A Fonsagrada (Lugo), me contaba que se había embarcado en la aventura de rehaibilitar y poner en funcionamiento de nuevo el Hotel que además contaría con un buen restaurante.

Me lleve una gran alegría por varios motivos:

El primero porque me parece estrictamente necesario que un paraje como ese disponga de un alojamiento de calidad y una buena cocina.

En segundo lugar, opino que va siendo hora de promocionar y colaborar un poco con el Camino de Santiago Primitivo que sale de Oviedo hacia Santiago de Compostela recorriendo gran parte de nuestra geografía interior occidental. Siendo importantísimo para los peregrinos poder disponer de un lugar para reponer fuerzas en la etapa de La Mesa a Grandas de Salime, donde hasta ahora no había un lugar donde poder avituallarse y teniendo en cuenta que el tipo de peregrino que hace el Camino Primitivo suele ser un turista de carácter cultural y con una buena economía.

Por otro lado me parece admirable la valentía con la que algunos emprendedores como Bolaño siguen apostando muy fuerte por la empresa en el ámbito rural, sino fuera por personas como él estos preciosos lugares escondidos quedarían en el olvido y serían inhóspitos para el turista.


Ayer volví a ese Hotel, el Hotel Las Grandas, verlo en pleno funcionamiento, con peregrinos pasando o alojados, varias personas comiendo y totalmente renovado me produjo una gran emoción. Hice el reportaje fotográfico de las habitaciones y de los exteriores. Y después comí con Bolaño unas zamburiñas y arroz caldoso de marisco riquísimos.

Ahora toca trabajar sobre su nueva página web, tan sólo espero poder trasmitir la belleza del lugar y la necesidad de explotar este y otros muchos preciosos lugares de Asturias casi olvidados.

Gracias Bolaño, nos vemos pronto.

4 comentarios:

  1. Según peregrinos que han pasado ultimamente por allí, se pasan con los precios. Aprovechan de que el peregrino va solo una vez para cobrarles más, pero no se dan cuanta que hoy en día estas cosas se comentan mucho por el foro para ayudar al resto de peregrinos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tú comentario, ha sido muy útil.

    ResponderEliminar
  3. se pasan de verdad con los precios y la calidad de la comida bastante mal ... animo que hay mas sitios donde comer en Grandas

    ResponderEliminar
  4. Nosotros nos alojamos ayer, y probamos a cenar en el restaurante. Las habitaciones y el comedor muy limpio, la comida buenísima y los encargados muy simpáticos. Lo recomendare sin dudarlo

    ResponderEliminar