7 mar. 2010

Intromisión rural

Asturias ha sido pionera en España, en la implantación del Turismo Rural.
Un turismo, que desde mi opinión, debe basarse en patrones de calidad y calidez de servicios, en arquitectura rústica y tradicional, y en un entorno rural.
En los últimos años se ha multiplicado el número de casas rurales, hoteles, apartamentos y viviendas vacacionales alentados por el crecimiento de la demanda y por ayudas gubernamentales.
La diversidad de la oferta es buena, siempre y cuando, esté bien legislada, cosa que creo, no se hace correctamente ni en Asturias ni en el resto de España.
Todo profesional del sector está al tanto de la existencia de alojamientos ilegales en su municipio, incluso en su misma población. Dichos establecimientos se permiten ofrecer un servicio más barato y que, en irremediable consecuencia, deja con un peor "sabor de boca" al viajero. La guerra de precios está servida.
Yo iría aún más lejos, no sólo se debe evitar la actividad de los alojamientos ilegales, si no también, la de las empresas que los anuncian y sacan partido de ello. Portales masificados de resultados, donde las búsquedas por tipo de alojamiento incluye: "Casa de Aldea", "Hotel Rural", "Apartamento Rural", "Casa Rural"... ¿Acaso las Casas de Aldea no son casas rurales?
El tipo de alojamiento "Casa Rural" es utilizado por algunas páginas web de Asturias para listar los alojamientos que no pertenecen a ninguna tipología dentro de la legislación, es decir, ilegales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario